Masaje descontracturante, ¡mucho más de lo que imaginas!

¿Qué es un masaje descontracturante?

Antes de profundizar en sus beneficios, lo mejor es conocer este masaje más de cerca.

El masaje descontracturante se utiliza para relajar los músculos con el fin de aliviar las tensiones que pueden producir en ellos el estrés, la falta de descanso o las malas posturas. Así, este masaje no solo es altamente recomendado para aquellas personas que, por un exceso de ejercicio físico, hayan podido cargar algún músculo. También para aquellas otras personas que, por un estilo de vida sedentario, fuerzan ciertas posturas o adoptan otras poco convenientes.

El masaje descontracturante
Por estos fines, el masaje descontracturante es algo más fuerte que un masaje ayurvédico. Tambien que uno de tipo relajante. Pues ese exceso de fuerza es necesario para descontracturar. Sin embargo, no tiene por qué resultar doloroso, solo algo molesto cuando se trabaja alguna zona excesivamente tensa. La fuerza es necesaria, en todo caso, para liberar el ácido láctico, causante de las molestas contracturas.

¿Cuáles son los beneficios del masaje descontracturante?

Coincidiendo con los beneficios inherentes a la mayoría de los masajes, el descontracturante no se queda atrás. Pero, entre el bienestar, la desconexión y el descanso, este tipo de masaje tiene otros beneficios que te contamos a continuación.

Beneficios corporales

Entre los beneficios del masaje descontracturante, predominan aquellos con efectos inmediatos sobre nuestro cuerpo. Así, este masaje es perfecto para activar la circulación sanguínea, también para aliviar el sistema linfático. Estos beneficios son especialmente relevantes para las personas que pasan mucho tiempo sentadas, o con un estilo de vida sedentario.

Por otro lado, dado que para facilitar el recorrido del masajista por la zona a masajear se aplican aceites vegetales, entre los beneficios del masaje descontracturante cabe mencionar que contribuye a mantener una piel elástica, libre de células muertas y nutrida.

Aceites del masaje descontracturante
Además, mimarse con un buen masaje descontracturante de vez en cuando, sobre todo si realizamos ejercicio físico con asiduidad, nos ayudará a evitar lesiones. Muchos tirones o molestias corren el riesgo de cronificarse si no son tratados y aliviados correctamente.

Beneficios psicológicos

Si sufres de migrañas o de dolores fuertes de cabeza, te alegrará saber que el masaje descontracturante puede ser un gran aliado. Y es que, en ocasiones, estas molestias pueden estar causadas por tensiones cervicales o por tensiones y dolores musculares localizados en distintas partes de nuestro cuerpo. Con el masaje descontracturante lograrás aliviarlas y acabar también con esas migrañas.

Al poner fin a determinadas molestias musculares también lograrás dormir mejor con la consecuente mejora de este hecho sobre nuestro humor y estado de ánimo.

Por último, muchas contracturas y tensiones musculares tienen su origen en situaciones de estrés. Dado que la relajación es otro de los beneficios del masaje descontracturante, con él podemos aliviar y alejar estos sentimientos negativos, que, como hemos visto, tienen consecuencias directas sobre nuestro cuerpo.

Técnicas de masaje descontracturante

Para conseguir los beneficios del masaje descontracturante, es fundamental que lo realice un profesional. Cada terapeuta aplica una técnica concreta, según se localice la contractura o la tensión. Pero, por lo general, el masaje de descontracturante consta de tres fases, similares a las que sigue una sesión de entrenamiento físico. Así, en primer lugar, es esencial preparar la zona a tratar con maniobras suaves y pausadas. En la segunda fase tendría lugar la mayor parte del masaje, donde la fuerza aplicada es mayor. El masaje finalizaría, de nuevo, con movimientos suaves para que el alivio de la tensión sea completo al finalizar la sesión.

De este modo, en la segunda fase del masaje descontracturante, el terapeuta usa la palma completa de la mano, las muñecas, los nudillos y las puntas de los dedos o incluso los puños. La decisión depende del tamaño de la contractura. Así, en casos extremos, puede llegar a usarse los antebrazos completos e incluso los codos. Entre las técnicas del masaje descontracturante, también hay quien utiliza pequeños golpeteos, técnicas de movilización articular o de acomodamiento de las vértebras, sobre todo, cervicales.

¿Dónde se aplica?

Aunque lo habitual es pensar que el masaje descontracturante solo se aplica sobre la espalda, lo cierto es que también puede aplicarse sobre las piernas, las manos y los pies, las cervicales e, incluso, sobre los brazos. La zona a masajear depende de cada paciente, de sus rutinas, profesión o del tipo de ejercicio que realice. Sin embargo, los masajes descontracturantes también pueden ser de cuerpo completo. En este tipo, la relajación, así como los beneficios que se logran son mucho mayores.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *