¿Qué es la reflexología podal?

.

Podemos definir  la reflexología podal como una técnica terapéutica basada en la estimulación de puntos sobre los pies, denominados zonas de reflejo. Estas zonas de reflejo corresponden a distintas partes del cuerpo, por lo que masajeándolas de forma indirecta o refleja (de ahí el nombre de la terapia) los órganos, músculos u otras partes del cuerpo reciben un estímulo curativo.

Por supuesto, además de este efecto reflejo, hay un efecto local en los pies muy importante y útil para tratar y prevenir muchos problemas de los mismos.

Para su realización no se requiere de ninguna sustancia o herramienta más que las propias manos, si bien acostumbra a utilizarse algo de aceite para poder masajear con más facilidad y fluidez. Por tanto, la técnica se realiza mediante la aplicación de un masaje manual que aplica presión en áreas reflejas de los pies con el que se consiguen efectos específicos en otras partes del cuerpo.

Resultado de imagen para la reflexología podal el poder de tus pies

Por tratarse de una terapia no invasiva, es apta para todas las edades y condiciones.

La reflexología aplicada en los pies es una terapia que nos puede ayudar tanto a prevenir diferentes síntomas y dolencias como para conseguir un equilibrio físico y mental. A continuación cito algunos de los beneficios generales que podemos conseguir con la reflexología podal:

  • Relaja el sistema nervioso y reduce el estrés.
  • Equilibra el metabolismo.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Limpia el cuerpo de toxinas e impurezas.
  • Revitaliza la energía.
  • Alivia el dolor.
  • Actúa sobre los procesos inflamatorios.
  • Estimula el poder curativo del propio cuerpo, aumentando el sistema inmunitario.
Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *